Skip to main content


Las virtudes de la madera son enormes. Es un material que es cálido, noble y cercano. Su simple tacto es saludable, dado a su baja conductividad térmica.

 

 

Este material reduce considerablemente la necesidad de tener que enfriar o calentar los diferentes ambientes.

 

 

Así, sus características térmicas dan como resultado que se creen ambientes que son templados, es decir, cálidos durante el invierno y más frescos durante la temporada estival.

La capacidad a la hora de funcionar como un aislante térmico varía según el tipo de madera de la que se hable.

 

No obstante, como media es quince veces mayor a la que tiene un muro que es de hormigón.

Así, colocada sobre una pared, un friso de veinte milímetros aísla como lo hace un muro de 300 milímetros de hormigón.

 

Las estancias que están realizadas con madera evitan que se produzcan pérdidas de calor bruscas cuando con los pies descalzos se pisa el suelo, por ejemplo.

A las características térmicas se unen las características acústicas, lo que hace que la madera mejore muchísimo la calidad de vida en casa.

La madera permite aislar una estancia de los ruidos del exterior, al tiempo que acondiciona y también absorbe las ondas sonoras, evitando de esta forma la reverberación.

Un ejemplo claro está en su uso en los techos y en las paredes que poseen los auditorios y los palacios de música.

El que existan menos ruidos y menos ecos se traduce en una mejora de la inteligibilidad. Si no resuenan las palabras, es mucho más clara la dicción.

Por ello, es más que recomendable su instalación en salones, salas de reunión o aulas.

 

Ventajas de la madera en el hogar

Si se piensa en la aplicación de la madera para la decoración y la construcción de los hogares, hay muchas más ventajas como, por ejemplo, su enorme resistencia ante el paso del tiempo.y ante las inclemencias de la climatología.

De hecho, se puede optar por la madera tanto en el interior como en el exterior de las casas.

Del mismo modo, la madera es muy adaptable y moldeable, a lo que se une que es un material muy estético. Además, es un elemento orgánico y cuyo tacto es agradable y muy cercano.

Igualmente, se trata de un elemento que no es muy caro, al igual que no es caro su mantenimiento.
Ventajas en las ventanas

Las ventanas de madera también brindan muchas ventajas. De hecho, a través de ellas, por su capacidad como aislante, se consigue que no entre el frío y el calor.

 

Para que esta ventaja sea aún mayor, una buena recomendación es la de incluir gomas en todo el perímetro del cristal.

Además, es bueno que se sustituya un cristal sencillo por uno que sea doble y que tenga una cámara de aire.

 

El ahorro en calefacción será enorme, al tiempo que se contará con una ventana con un gran estilo, que hará que la fachada luzca más bella.

 

 

En definitiva, la madera es una de las mejores opciones para nuestros hogares por la enorme cantidad de ventajas que su empleo acarrea, no sólo en las paredes y en las ventanas, sino también en todo tipo de accesorios de madera, que existe hoy por hoy.