Accesorios de madera para dar calidez al hogar

La madera es la gran protagonista en el mundo de la decoración de interiores.

Es un elemento decorativo al que se le puede dar una infinidad de usos con los que dar un toque distintivo a cualquier hogar que se precie. Debido a su carácter atemporal, es una buena elección para decorar cualquier rincón de la casa ya que proporciona calidez además de adaptarse a cualquier estilo o ambiente.

 

 

Algunas claves que se pueden tener en cuenta sobre este material tan natural y a la vez elegante son:

1. Es decorativo y saludable. Es sinónimo de elegancia y estilo, pero además la madera es una material aislante, por lo que creará ambientes tranquilos y silenciosos en el hogar. Optar por ventanas de madera es una buena elección para conseguir estos ambientes.

2. Conserva la temperatura y aporta calidez. La madera mantiene el frío en el invierno y la calidez en el verano. Las puertas de madera así como los revestimientos de pared aportarán esa calidez además de crear un espacio acogedor.

 

3. Crea espacios acogedores e íntimos. Con muebles y accesorios de madera cualquier zona de la casa se convierte en un espacio íntimo y acogedor que invite a la calma.

4. Nunca pasa de moda. Es un material natural que nunca pasará de moda ya que además siempre podrá renovarse con tratamientos y aceites. Gracias a los avances tecnológicos de hoy en día, también puede ser un elemento apto para la decoración de baños y  cocinas.

 

5. Es un material duradero y de fácil mantenimiento.

6. Es compatible con otros materiales, como el cristal, el metal o el aluminio en muebles y accesorios de madera. En superficies, combinado con materiales fríos como los azulejos, la piedra o incluso el cemento, romperá la frialdad de estilos contemporáneos e industriales.

7. Es un material de tendencias que cuenta con una amplia gama de tipos y de acabados. El haya o el pino es una madera clara que aportará luminosidad a la estancia. Mientras que el roble es elegante y resistente, el bambú es sostenible y resistente a la humedad y a los golpes.

Además, la madera entra en armonía perfectamente con cualquier estilo de decoración ya sea rústico, clásico, nórdico u oriental.

  • En estilos rústicos, la madera es la gran protagonista. Reinan las maderas nobles y envejecidas, particularmente madera de teka o roble, en tonos marrones u ocres que evocan ambientes campestres. Es habitual que se combinen con elementos vintage y paredes o revestimientos de piedra.

  • En el estilo nórdico, la madera también es el elemento estrella. El abedul o el haya aportarán luz que es lo que persigue este estilo. Los muebles de madera en tonos claros y naturales lograrán la sencillez que busca este estilo de líneas rectas y simples.

  • Una tendencia que cobra cada vez más fuerza es el estilo oriental. Este crea ambientes de calma y relax necesarios para la vida de estrés de hoy en día. Destacan los tonos naturales combinados con tonos suaves. El bambú es la madera más significativa del estilo.

  • Pero un estilo por el que no pasa el tiempo es el estilo clásico. Con una elegancia atemporal, en este estilo el mobiliario es la parte central, ya que tiene el mayor protagonismo. Muebles cálidos e impactantes de madera de roble o caoba en combinación con detalles de bronce o metálicos son piezas claves de la decoración clásica.

  • También para estilos contemporáneos, industriales o minimalistas, en cualquier tendencia la madera es la pieza estrella. Muebles de madera combinados con otros materiales, accesorios, puertas o ventanas de madera. Cualquier tipo de revestimiento en paredes o suelos darán un toque de distinción a cualquier estancia de la casa.